6.15.2014

Colisión de palabras


Cuando ponemos, una junto a otra, dos palabras pertenecientes a la misma familia léxica, no suele saltar ninguna chispa en nuestra imaginación. Si digo por ejemplo león-elefante eso tendrá pocas posibilidades de engendrar una historia. O esta será más bien previsible. Otra cosa ocurre si acercamos dos palabras que nada tienen que ver entre sí. Por ejemplo salón-grua o armario-desierto o luna-saltamontes o alfiler-elefante. De ahí pueden salir frases como “La grua que había en el salón” o “El saltamontes que viajó a la luna” o “El elefante que vivía sobre un alfiler”. Se trata de hacer colisionar palabras lejanas entre sí en cuanto a su semántica y desarrollar el resultado.
El ejercicio para esta semana, que se llevará a cabo en twitter, consiste en elegir pares de palabras lejanas entre sí y, a partir del resultado, escribir un microrrelato que quepa en un tuit. Una buena forma de elegir las palabras es escribiendo muchas en diferentes papelitos y eligiéndolos después al azar por pares. Se incluirá, como siempre, el HT #TallerLiterario. Se tuitearán todas las aportaciones y, al final de la semana, se seleccionarán cinco que se colgarán aquí en el blog. El ejercicio se realizará entre el lunes 16 de junio y el viernes, 20. ¡Felices creaciones!

6.14.2014

5 tuits elegidos en la actividad "Restricciones léxicas"

  
Iris, irónicamente irradia, irrealidad irracional. Irritante, irrumpe irrefrenable. #TallerLiterario

Desencajado...deseó desempañar desechos desecados.

—¡Renuncio, repostero represor!
—¡Repliégate, reo repatriado! —replicó.
Reñir repetidamente reporta repelús.

"El elefante eléctrico elaboraba églogas efusivas." #TallerLiterario

Desenfadado,desenfrenado desenredó deseos,desesperado desestimó desfallecer; desfiladeros desgastados en desgracia. #TallerLiterario

6.07.2014

Restricciones léxicas


Ponernos límites a la hora de escribir es una buena forma de aprender a dominar y manejar la lengua en vez de que ella nos maneje a nosotros. Hay muchos ejercicios que pueden hacerse en este sentido y que ya tocaremos en otras ocasiones. En esta, se trata de lo siguiente:
1-Abrir un diccionario al azar.
2-Escribir un microrrelato que quepa en un tuit SÓLO con palabras elegidas entre las que aparecen en esas dos páginas. Y no me refiero a las palabras que forman parte de las definiciones sino a las palabras definidas. Naturalmente, a cada palabra se le debe dar la forma gramatical exigida por el texto. Los verbos siempre vienen en infinitivo. No hemos de ponerlos así siempre sino en el tiempo y persona que corresponda.
Ejemplo: Invicto, iracundo, invisible, investigo iones inverosímilmente, inveteradamente. Invoco inventivo, invita minerva.
Las aportaciones deben incluir el HT #TallerLiterario. Retuitearemos todo lo aportado. Y, al finalizar, como de costumbre, seleccionaremos cinco tuits para publicarlos aquí en el blog.  La actividad comenzará el lunes 9 de junio y finalizará el viernes, 13. Feliz semana. Saludos a tod@s.

5.25.2014


A la hora de escribir un relato, hay que decidir qué tipo de narrador se adoptará. Los hay de muchas clases. Está, por ejemplo, el narrador omnisciente, que lo sabe todo sobre los personajes y sus circunstancias y experiencias. Es una especie de dios que maneja a sus criaturas como a marionetas. Es muy propio de la novela decimonónica, aunque hoy día se sigue utilizando. Está, también, el narrador testigo, que sólo puede contar aquello que ha visto y de lo que tiene pruebas o indicios. Es más difícil de manejar y más típico de la narración de los siglos XX y XXI. Hay más. Pero también tenemos que tener en cuenta el tipo de persona verbal que adopta dicho narrador, algunas compatibles con lo antes dicho y otras no. El narrador en primera persona, por ejemplo, es propio del relato intimista. El que usa la tercera persona, compatible con el omnisciente, suele ser más objetivo. Pero hay uno, más raro y difícil de manejar pero muy atractivo para el escritor, que es el que queremos trabajar en la actividad de esta semana. Se trata del narrador en segunda persona. En este tipo de historias, el narrador se dirige a un “tú” o un “vosotros”, de manera que implica de cabeza al lector en lo que está contando. Esta es su mayor virtud. Por eso, engancha al receptor desde el primer momento. Lo hace partícipe del proceso creativo. Es muy interesante este recurso y son pocos los que lo han utilizado. No es fácil. Entre otras cosas, se ha de utilizar, de ser posible, el tiempo presente. Hay que tener en cuenta que el lector está aquí y ahora. Pero tiene  sus compensaciones. Al mismo escritor lo emociona la sensación de estarse comunicando con un “no sé quién” y convirtiéndolo en personaje de su narración. Pongo tres ejemplos para que se entienda mejor:

“Levemente, iluminan otras luces que son corazones de plata, frascos de cristal, vidrios enmarcados, y sólo detrás de este brillo intermitente verás, al fondo, la cama y el signo de una mano que parece atraerte con su movimiento pausado.  Lograrás verla cuando des la espalda a ese firmamento de luces devotas.Tropiezas al pie de la cama; debes rodearla para acercarte a la cabecera. Allí, esa figura pequeña se pierde en la inmensidad de la cama; al extender la mano no  tocas otra mano, sino la piel gruesa, afieltrada, las orejas de ese objeto que roe con un silencio tenaz y te ofrece sus ojos rojos: sonríes y acaricias al conejo que yace al lado de la mano que, por fin, toca la tuya con unos dedos sin temperatura que se detienen largo tiempo sobre tu palma húmeda, la voltean y acercan tus dedos abiertos a la almohada de encajes que tocas para alejar tu mano de la otra".
De “Aura”, de Carlos Fuentes

“Pasas una noche agitada, el sueño es un flujo intermitente y atascado como la lectura de la novela, con sueños que te parecen la repetición de un sueño siempre igual. Luchas con los sueños como con la vida sin sentido ni forma, buscando un diseño, un recorrido que debe de haber, como cuando se comienza a leer un libro y no se sabe, aún en qué dirección te llevará. Lo que quisieras es la apertura de un espacio y de un tiempo abstractos y absolutos en los cuales moverte siguiendo una trayectoria exacta y tensa; pero cuando te parece que lo has logrado adviertes que estás quieto, bloqueado, forzado a repetirlo todo desde el principio”.

De “Si una noche de invierno un viajero”, de Italo Calvino

“Esta mañana, te despiertas en la penumbra de otro amanecer de enero, con una luz difuminada, grisácea, penetrando en el dormitorio, y ahí está el rostro de tu mujer vuelto hacia ti, los ojos cerrados, aun profundamente dormida, las mantas subidas hasta el cuello, asomando únicamente la cabeza, y te maravilla lo preciosa que está, lo joven que parece, incluso ahora, treinta años después de la primera vez que te acostaste con ella, al cabo de treinta años de vivir bajo el mismo techo y compartir la misma cama”.

De “Diario de invierno”, de Paul Auster

Bien. Espero que se haya comprendido. La actividad de esta semana consistirá en lo siguiente: Escribir un pequeño relato en segunda persona, utilizando el recurso que se ha explicado más arriba. En esta ocasión, las aportaciones no se harán en twitter sino aquí, en el blog, en forma de comentarios a este post, y se realizará entre el lunes 26 y el viernes 30 de mayo. Se firmarán, por favor, con el nombre real y también con el nombre de twitter. Todas se comentarán y se corregirán si procede. ¡Buenas creaciones!

5.24.2014

Cinco tuits elegidos en la actividad "Animalización"

De los abundantes tuits enviados esta semana al #TallerLiterario de @ElFantasmaDeLaG se han seleccionado los cinco siguientes:

Como elefante alardeando la flexibilidad de su trompa, Charlie Parker tocó el saxofón y comenzó el ritual al ritmo de jazz.

En un arrebato de celos, el esposo cual felino salvaje destroza el cuarto. Su mujer impávida gacela, recoge todo a su paso. #TallerLiterario

De mirar misterioso y de andar elegante y sigiloso, hechiza a sus amantes con sus caricias de gata. #TallerLiterario

Animal...! le dijo, y ella lo miró como una fiera herida. #TallerLiterario

Cada vez que le escuchaba andarse por las ramas como un pelirrojo orangután se perdía en paraísos sentimentales. #TallerLiterario


Enhorabuena y gracias a tod@s l@s participantes.